fbpx
Formación para TU ÉXITO 626 74 67 89 tdfutbol@pebetero.com

Educación Integral en el Fútbol: Padres + Técnicos deportivos

 

Actualmente tenemos un hándicap más en nuestra labor como Técnicos Deportivos, ésta se ve dificultada por la actuación de los agentes externos, los padres, en algunos casos, pues crean una presión externa en su propio hijo o en sus compañeros que no ayuda al desarrollo integral del niño mediante el deporte que práctica, que es la finalidad de los Técnicos  Deportivos.

Ante esta situación podemos ofrecer soluciones a través de unas claves de mejora a los agentes educadores, en la figura de los padres, integrándoles en nuestra labor formativa.

En muchos casos hemos escuchado a los Técnicos Deportivos decir “la dificultad que conlleva entrenar a niños es el trato con los padres, pues todos piensan que sus hijos son Messis o Ronaldos”, ante este pensamiento, muy complicado de modificar, podemos facilitar herramientas que ayuden a variar ésta forma de pensar.

Nuestra labor como Técnicos Deportivos, ya no se limita a formar en Táctica, Técnica, Preparación Física…etc., sino a proporcionar mecanismos en el área social y relacional que ayude a los futbolistas a desarrollarse íntegramente como personas, favoreciéndoles a través de este proceso de enseñanza y aprendizaje para su vida futura mediante el fútbol.

Todos tenemos claro que el Fútbol mueve pasiones y nos hace manifestar nuestros instintos más primarios, por eso no podemos olvidar que la labor como padres es la de potenciar el Autocontrol y Educación.

PARA ARTÍCULO 1 Imagen2

Siguiendo a David Peris, en su libro “LOS PADRES SON IMPORTANTES… PARA QUE SUS HIJOS HAGAN DEPORTE”, en una Entidad Deportiva todas las personas implicadas, desde los Directivos que invierten su tiempo y su dinero por el bien de la misma y ayudan en la consecución de un funcionamiento eficaz, hasta los Técnicos Deportivos, que por supuesto trabajamos con el mismo objetivo y además somos los encargados de ayudar a que los padres se impliquen el máximo por el objetivo común, con el fin de conseguir su colaboración en aquellas tareas en que puedan participar, no solamente en temas organizativos o en simplemente llevar a los hijos a los entrenamientos y partidos, sino también en asistir a las reuniones que se convoquen e implicándose en la obtención de recursos para la Entidad ( como la venta de papeletas…).

De esta manera, contribuyendo todos de forma organizada y planificada, se crearán sinergias de trabajo que ayuden a mejorar y potenciar la Entidad deportiva. Evitando siempre hacer lo que “yo creo que debo hacer”, ofreciendo ayuda a todas las partes implicadas y colaborando en aquello que se me indique por parte de los Técnicos deportivos.

Ya que es habitual que los adultos practiquemos algún tipo de deporte y que nuestros hijos nos acompañen para vernos jugar, hay que tener en cuenta que en ese momento somos un ejemplo a seguir, por lo que deberíamos intentar comportarnos de una manera respetuosa y educada en cada situación, sabiendo que un mal gesto o una acción indebida podrán ser repetidos por nuestros niños y esto nunca será lo adecuado, dejándonos sin argumentos para corregir esa acción ya que fuimos el reflejo de tal comportamiento.

Un ejemplo muy común es: viendo un partido de fútbol juntos y en una decisión arbitral, a tu juicio errónea, criticas dicha circunstancia, en este caso debemos hacer ver a nuestros hijos que todas las personas cometen errores y que no siempre las cosas salen como uno quiere, y aceptar estas situaciones como parte del juego, por esto y lo más importante, aprender que la autoridad dentro del terreno de juego es el Arbitro. Por tanto hay muchas opciones para expresar nuestra opinión, de forma educada y respetuosa siempre será la Mejor.

Sé un modelo para tus hijos, ellos suelen imitar a los padres, según tu comportamiento en gran medida se comportarán tus hijos. Igualmente si favoreces la deportividad, tus hijos podrán sentirse a gusto practicando este deporte, tener una buena relación con los compañeros y con los contrarios nos ayudará a que los niños estén únicamente pendientes de los aspectos que ocurren dentro del terreno de juego.

Una de nuestras tareas como padres debe ser ofrecer tranquilidad al entrenador y a los jugadores, para realizar bien su trabajo. No olvidemos que en la mayoría de los casos la labor del Técnico Deportivo no está o está mal reconocida, por tanto aunque no estés de acuerdo con algunos aspectos del entrenamiento, no interfieras en su labor como educador, en la que tú has depositado esa responsabilidad, debes disfrutar del entreno y de la compañía de los otros padres intentando ser un observador neutral, disfrutar del esfuerzo y la entrega que realiza cada miembro del equipo.

Por tanto no debes juzgar la actuación del entrenador o de los jugadores, recuerda que el entrenador es el máximo responsable del trabajo dentro del terreno de juego.

Si como padre, no estás de acuerdo con ciertos aspectos que pone en práctica el Técnico Deportivo, no le contradigas delante de los futbolistas, ya que le estarás desautorizando y esto perjudicará la labor de los niños, debes dejar que realice su labor lo mejor que pueda ya que como todos en este camino de la vida, estamos en una formación continua.

Puedes hacérselo saber un día o momento diferente del entrenamiento o del partido, en una conversación natural y enriquecedora que nos lleve a una mejora colectiva de todos los miembros del Equipo.

Por último trataremos de aprender a comportarnos como padres antes de los partidos, es importante no presionar al hijo con unas consignas tácticas o técnicas, debemos dejar al niño que disfrute del partido, nuestra tarea es animarle y centrarnos en su esfuerzo, no en el resultado futuro, para ello, antes del partido intenta hablar con él de otras cosas que no sean la actividad deportiva a desarrollar, así lograremos que el niño no sienta presión por nuestra parte, a nosotros como padres lo único que nos debe importar es que se sienta feliz haciendo deporte, sin tener un fin cuantitativo y sí cualitativo.

Durante el partido, ser correctos como espectadores, educados y con la mayor discreción posible, animando siempre cuando no salgan las cosas bien, estando tranquilo y no dando instrucciones a los jugadores, dejando esa labor para el entrenador, para así no confundir a los niños y que estos puedan tomar decisiones en el juego, que al fin al cabo es de lo que se trata este deporte y es el entrenamiento para la vida.

Después del partido, NUNCA tu primera pregunta puede ser sobre el resultado, permítele a tu hijo que exprese sus emociones del partido, felicítale por el esfuerzo realizado, ayúdale a comprender las decisiones de los entrenadores o de los árbitros, para que tu hijo se sienta en sintonía con lo ocurrido y de este modo podamos favorecer que con esfuerzo, entrega, continuidad, persistencia y trabajo lleguemos al objetivo propuesto, que no puede ser otro, que ser PERSONAS. Todo esto lo podemos resumir con dos preguntas obligatorias como padres para después de cada entrenamiento. ¿Qué has aprendido hoy con tu Técnico Deportivo? Y ¿En qué momentos te has divertido más durante la sesión?.

 

Bibliografía

Peris, D. (2003). Los padres son importantes… para que sus hijos hagan deporte. Editorial Fundación C.D. Castellón de la C.V. Castellón.

Buceta, J. (1998). Psicología del Entrenamiento Deportivo. Madrid: Dykinson

Buceta JM (1995) Intervención Psicológica en Deportes de Equipos, en Revista de            Psicología General y Aplicada. Editorial Promolibro Valencia.

Carrascosa Oltra, J. (2003) ¿Dirigir o liderar? Claves para la cohesión del grupo. Editorial Gymnos. Madrid.

 

Autor: IGNACIO LOBO GARCIA (Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y Deporte, Técnico Deportivo en Fútbol Nivel 2. Actual entrenador del C.F. Trujillo)

Author Info

pebetero

Comentarios ( 3 )

  • Miguel Izquierdo

    Gran articulo el que se nos enseña aquí, lo mas dificil no es entrenar a niños, si no que ciertos padres nos permitan desarrollar ese entreno

  • Ivan carretero cepeda

    Buenísimo el articulo y esta muy ayustado a la realidad. Desde que estoy metido en este mundillo tan especial te das cuenta de muchísimas cosas que antes no eras capaz de apreciar, tan solo llevo unos meses formándome ya que estoy en el nivel 1 y mi apreciación sobre este articulo a cambiado bastante desde antes de empezar con mi primer año de técnico deportivo hasta ahora. Y estoy totalmente de acuerdo con lo que dice el compañero Miguel izquierdo en que lo realmente complicado es educar a los padres para asi poder desarrollar todas nuestras capacidades con total seguridad y confianza

  • Diego Torrado Martínez

    Como siempre, gran artículo Ignacio Lobo.

    También pienso que los padres son el principal modelo para
    sus hijos, con influencia en muchos aspectos, como lo moral, lo psicológico,
    etc. Un padre o madre que se implique, se integre y ayude en los
    entrenamientos, partidos, desplazamientos, etc., se involucrará tanto en el
    equipo, que una vez este en la grada viendo el partido, lo único que pensará es
    en animar a su hijo y a todo el equipo, y disfrutar del fútbol.

    Los Técnicos Deportivos tienen que buscar ideas y métodos para
    que la mayoría de padres se impliquen, siempre habrá padres que no quieran, no
    les interese o no puedan por alguna circunstancia, pero si la mayoría de padres
    está implicado animando al equipo, los padres restantes se unirán a estos y a
    lo mejor con el tiempo podrían integrarse.

    Una cosa que no puedo dejar de pensar, es que puede sentir
    el niño o niña que vea a los padres de los demás ayudando, asistiendo o
    animando en un partido o entrenamiento, y los suyos ni asistan ni se preocupen
    o cuando llegue a casa no le pregunten…¿cómo habéis quedado hijo?

    Un Saludo.

Publicar un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies